Bruxismo y Kinesiología

blank

COMPARTE ESTE POST!

Facebook
WhatsApp
Telegram
Email

¿Qué es el bruxismo?

 

 

El bruxismo consiste en el hábito inconsciente de apretar los dientes sin ningún objetivo funcional (masticatorio), y con frecuencia moviéndolos hacia los lados, lo que hace que los dientes rechinen.

No hay que confundir el bruxismo que puede tener varías causas  (Emocionales, metabólicas, digestivas,…) con la tensión  mandibular o apretar simplemente los dientes que esta muy relacionado con una causa adrenal y el estrés.

La principal causa del bruxismo suele ser el  estrés o un estado de agitación emocional, durante el cual, ya sea de día o de noche, la persona aprieta los dientes y los hace rechinar de manera involuntaria.

 

¿A quién afecta el bruxismo?

 

 

El bruxismo afecta por igual a ambos sexos y a cualquier edad, se dice que es más frecuente entre los 15 y los 25 años. Aunque hoy en día con los hábitos que tenemos, el ritmo de vida que tenemos que gestionar, la falta de gestión emocional y  un déficit digestivo o metabólico podríamos decir. Que cualquier persona entre los 15 y 50 años puede estar sometido a este síntoma.

La mayoría de las veces suele desaparecer por sí mismo, pero puede llegar a cronificarse, con el consiguiente desgaste para las piezas dentarias.

El bruxismo puede darse durante el día, de manera inconsciente y en situaciones de estrés, o bien durante el sueño, coincidiendo con las etapas 2 y 3 de la fase no REM del sueño. En una noche los episodios de bruxismo pueden suponer desde 15 hasta unos 40 minutos en total a lo largo de un periodo de descanso de unas 8 horas.

No obstante hay que diferenciar apretar los dientes del bruxismo.

Apretar los dientes esta relacionado con tensión de los músculos maseteros, bucinador, y con la liberación de adrenalina. El cuerpo libera adrenalina al  apretar los dientes igual que cuando apretamos los puños. Es más que un acto reflejo es un «reflejo hormonal».

Por eso en situaciones de miedo, resistencia, esfuerzo podemos llegar a utilizar estas acciones de forma automática.

Cuando corregimos  ATM en Kinesiología puede ser el efecto del bruxismo o de apretar los dientes. En todo caso el bruxismo o apretar los dientes serán primarios a la disfunción de la ATM.

Siempre tendremos que ver las causas primarias al bruxismo.

Aunque siempre si trabajamos sobre  lo siguiente vamos a poder mejorar tanto el efecto como la causa: 

  1. Las células   de    huso   de    los músculos de la ATM.
  2. Trabajar RETRÓGRADO LINFÁTICO. (El bruxismo es una manera también de abrir las vías linfáticas)
  3. El bruxismo agota la musculatura aeróbica y esto hace aumentar el consumo de hierro. Una deficiencia de hierro nos puede generar este problema.
  4. Comprobar CÁNDIDAS. Parásitos.
  5. Problemas de diente Neurológico.
  6. Problemas de Núcleo del mesencefálo y sistema límbico.
  7. Problemas de Hipotálamo y sistema neuro hormonal.
  8. Conflictos emocionales no resueltos. (Injusticia, rabia, rencor, cólera,..)
  9. Aspectos Psicosomáticos. (Muertes, duelos, …)

Aunque también es muy común  tener los dos problemas Bruxismo y tensión mandibular.

Desde la Kinesiología  podemos hacer un trabajo sistémico y tratar tanto los efectos como las consecuencias. Sobretodo poder aliviar e incluso solucionar.

Por Jaume Valls Ri

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿PUEDO AYUDARTE?

Nombre*
Email*
Teléfono*
¿En que podemos ayudarte?*
Abrir chat
¡Buenos días, bienvenido a Escuela Sistémica Evolutiva! 👋 ¿En qué puedo ayudarte? Escríbeme y haz tu consulta.