CENTRO ALTA MAYOR “El cerebro y la síntesis de los centros”

COMPARTE ESTE POST!

Facebook
WhatsApp
Telegram
Email

kinesiologiaEn la Región OCCIPITAL = 19 de VG

Es el más desconocido, el más dormido en la humanidad.

Esa es la región donde todas las tradiciones sagradas se consagra al discípulo, el discípulo que se consagra. Revela la apertura simbólica de un centro de conciencia, ese centro de conciencia es un centro de manejo de energías de muy alta frecuencia, energías de alta frecuencia que tienen que ver con la radiactividad, pero tienen que ver también con la mente Superior y la mente superior tienen que ver con MANAS, el Fuego de la Mente Espiritual. Este centro es conocido como el ÁLTA MAYOR, y se empieza a expandir y a revelar cuando nos consagramos, no cuando nos consagran desde afuera, sino cuando nos consagramos desde adentro, cuando hacemos la vida sagrada, y cuando nos consagramos y la vida es sagrada, todos nuestros actos son puros, esta es una de las claves del Sanador, El Acto Puro.

UN ACTO PURO, es un acto en que el PENSAR, el SENTIR y el ACTUAR no están separados, son sincrónicos, es un acto de pura sincronicidad; es un acto en que no hay la secuencia, Yo pienso, para luego sentir, o Siento para luego pensar y, pienso para luego actuar, no, la acción, el pensamiento y el sentimiento forman una unidad, porque hay una total sincronicidad dirigida por el Alma, este es el acto puro.

En el acto Puro hay un máximo rendimiento, una mínima fricción, hay un máximo goce, hay una máxima presencia, el acto puro siempre ocurre en ese presente intenso de la conciencia, en el acto puro en cada segundo uno está despierto, en cada microsegundo estás totalmente consciente, y cuando nuestros actos son puros, cuando logramos unir nuestro pensar, nuestro sentir y nuestro actuar, estamos integrando nuestro campo mental, nuestro campo emocional y nuestro campo físico, que está formando una sola unidad y cuando ese campo está unificado, el Alma lo puede utilizar como un instrumento que está preparado para revelar la música, la música de la vida.

Cuando esto se da, se construye un puente en el cuerpo físico, es un puente en materia sutil, materia etérica, es de color azul intenso, es un color Lila, ese puente se construye entre el 5° Chakra y el Álta Mayor, allí se revela un puente de luz, y cuando ese puente de luz se construye, no porque se visualiza, no porque te lo imaginas, no porque lo estudias en un libro esotérico, no, sino porque te has consagrado a la vida y gozas con lo que haces, has hecho sagrada la vida, la has consagrado a una causa, entonces automáticamente se construye el puente del ARCOIRIS, y ese puente del ARCOIRIS es el ANTAHKARANA.

Esta es una de las tareas sagradas que vinimos a realizar. Antahkarana o Puente del Arcoíris es una conexión directa entre el 5°Centro que representa nuestra Creatividad y la Mente Superior que es MANAS, el fuego Mental o la Mente Espiritual, que está en la Tríada Espiritual, en ese momento te conviertes en lo que realmente eres, un CREADOR, participas del proceso de la creación, en ese momento te conviertes en lo que eres realmente, original e irrepetible, no estás repetido, no tienes que repetir a nadie, porque descubres tu nota, tu verdadero potencial; por eso vemos a este, como el último de los centros, el número 21 de los centros secundarios, que es tan importante, que para algunas escuelas es el 8° Chakra, así lo consideran, pero realmente solo hay siete (7) chakras mayores y éste aunque es muy importante, es también un chakra secundario.

El cerebro ha fascinado a la humanidad durante épocas. Siempre ha sido reconocido como el asiento de la conciencia y aun cuando observamos uno, no sabemos qué hacer para comprender como esa masa de materia gris y blanca puede ser el fundamento de nuestros pensamientos. En los siglos pasados hemos estudiado el cerebro con gran detalle: lo hemos diseccionado, investigado, realizado mapas de sus funciones y circuitos. Existe todavía mucho por conocer sobre el mismo. Los psiquiatras han estudiado el comportamiento y realizado esfuerzos para hacer correspondencias entre este comportamiento y las funciones cerebrales, a veces con éxito y a menudo sin él. Es el órgano más enigmático de nuestro cuerpo y aun así controla todas las funciones físicas. Como ordenador y aparato sensible no tiene parangón pero es también mucho más de lo que sabemos. Cada función física tiene su correlación o impulso iniciador  en el cerebro, lo que le hace por lo tanto el gran centro de síntesis del cuerpo. Y a pesar de todo ello, la única cosa por la que los seres humanos lo apreciamos no se encuentra ahí – la mente.

Como sería de esperar, la situación es la misma en la anatomía sutil del hombre. Todos los chacras por debajo de la cabeza encuentran su síntesis y sus centros correlativos en los siete centros del cerebro – tres mayores y cuatro menores.

Como hemos mencionado antes, los centros de la cabeza se componen de tres mayores – los centros de la corona, entrecejo y alta mayor (Considerado segundo también).

Tienen sus puntos de correspondencia física en la glándula pineal, el cuerpo pituitario y la médula oblongada respectivamente.

Existen también cuatro centros menores que se sintetizan en el centro alta mayor.

Estos siete centros también corresponden a los Rayos – los tres centros mayores a los Rayos de Aspecto y los cuatro menores a los Rayos de Atributo,  como sería de esperar. Más aún, el centro coronario se corresponde con el Rayo 1, el entrecejo o ajna con el Rayo 2 y el alta mayor con el Rayo 3.

El Rayo 5 se asocia por lo general con el centro ajna, pero estamos hablando de la cabeza como una unidad y como síntesis de todos los centros. Su arreglo espacial en la cabeza demuestra también esta relación.

El centro coronario se localiza en lo alto de la cabeza, el centro alta mayor en la base del cráneo con el centro ajna mediando entre los dos.

aLTA MAYOR

El Centro Alta Mayor se ha denominado Bindu o el centro de la Boca de Dios. Se relaciona con la garganta, aunque no es parte de ella. Deberíamos recordar que en el cerebro físico la médula gobierna el sistema nervioso autónomo (automático o inconsciente). Gobierna muchos de nuestros reflejos y se encuentra preprogramada casi por completo. Los centro superiores del cerebro hacen impacto y anulando a veces este cuerpo de nervios, en ocasiones hasta el punto de causar enfermedad o muerte. Se extiende desde el extremo de la columna hasta la protuberancia pontina, y aunque funciona principalmente por debajo de la conciencia, ayuda a controlar la conciencia cerebral diurna a través de la formación reticular (una matriz de nervios en el centro de la rama cerebral que se extiende hacia arriba hasta el tálamo). Es también la representación física del antakarana y esotéricamente deviene activa cuando el antakarana es utilizado conscientemente.

Ya puede verse por qué este centro se iguala con el Rayo 3 o de Inteligencia Activa. Este el rayo que gobierna la materia, que en si misma está preprogramada aunque evolucionando, funcionado en gran medida de forma inconsciente, encontrando su propio orden si es deja- da a sus propios dispositivos, pero respondiendo a impulsos de origen superior. La médula gobierna nuestra conciencia corporal básica, esa inteligencia activa que mantiene el cuerpo funcionando uniformemente, incluso cuando el Jiva no está presente (como durante el sueño o la meditación profunda). Aquí se encuentran los núcleos que gobiernan funciones automáticas tales como la respiración, los latidos del corazón, la presión arterial, el funcionamiento gastrointestinal, el gusto y el habla. Todas menos el habla se encuentran debajo del nivel da la conciencia. En realidad estas funciones están gobernadas por los cuatro centros menores de la cabeza, los cuales examinaremos en su momento.

El conocimiento antiguo nos dice que la glándula asociada con este centro es la glándula carótida,  que tiene una relación directa con el latido del corazón y la respiración. Esta glándula consiste en realidad de dos glándulas, dos estructuras con forma de pera de entre aproximadamente 1 y 2 mm. de diámetro situadas en el seno carótido – el punto en el que la arteria carótida se bifurca y se adentra en el cerebro. Estas glándulas se encuentran detrás del extremo de la tráquea al nivel del mentón. Existen también otros dos cuerpos muy similares que se encuentran en la curva de la aorta y que realizan la misma función.

Lo que estas glándulas hacen exactamente es controlar el equilibrio del oxígeno, dióxido de carbono e iones de hidrógeno en la sangre. También controlan el umbral de la presión sanguínea. Si el nivel de oxígeno cae por debajo de cierto nivel, ciertas células quimioreceptoras en estas glándulas mandan impulsos nerviosos a los núcleos cardíacos y respiratorios en la médula haciendo que eleven la frecuencia cardíaca y la respiración en compensación. Del mismo modo si la presión sanguínea cae por debajo de una cantidad establecida, tiene lugar un proceso similar.

En este punto sería valioso considerar el nervio vago. Como se ha dicho, este nervio, teniendo su  origen en la médula, está también conectado con el centro alta mayor. Su funcionamiento es mayormente autónomo, aunque transmite de vuelta información sensoria de la boca y la faringe.

Casi toda la información de la médula que tiene que ver con el funcionamiento esencial del cuerpo es enviada a través de este nervio. Sus ramificaciones terminan en el corazón, los pulmones, el estómago, el hígado, boca, lengua, laringe, faringe, páncreas y más abajo a través del flexo del bazo en el intestino grueso. Por tanto podemos ver por qué es un nervio tan poderoso. Se conecta también a un poderoso centro menor a corta distancia del timo,  y como hemos visto, con el corazón y con la base de la columna. La elevación de kundalini activa el nervio vago y por lo tanto pone todo el sistema nervioso bajo la pulsación rítmica del alma, conectando el ritmo del corazón a este ritmo mayor.  Es también muy posible que el centro alta mayor use el nervio vago para regular la respuesta inmune dado que está conectado con el ya mencionado centro menor en el timo.

Continuando con la médula y el centro alta mayor, es evidente que es casi exclusivamente un centro físico y conecta los centros cerebrales superiores con el plano físico.

Esencialmente el cerebro puede dividirse en tres secciones: la médula, el cerebro medio con el sistema límbico y el córtex cerebral.

Parecería que se corresponde con los tres planos sistémicos inferiores:

a) la médula con el plano físico

b) el cerebro medio y el sistema límbico con el plano astral (emocional)

c) el córtex cerebral con el plan mental.

Por  último, estos centros pueden contemplarse en términos de conciencia. La médula no tiene virtualmente ninguna conciencia razonadora y funciona de modo automático casi por completo.

El cerebro medio y el sistema límbico funcionan casi por entero en el nivel emocional con poderes de razonamiento rudimentarios.

El cerebro medio y el sistema límbico son reactivos en sus respuestas y poseen una capacidad de memoria rudimentaria.

El córtex cerebral es un gran medida un enorme banco de memoria pero nuestras facultades de razonamiento se encuentran aquí, en su mayor parte en los lóbulos frontales. El córtex es en gran medida un cuerpo asociativo, comparando las entradas con los datos almacenados pero también arreglándolo. El córtex consigue toda su información de los centros del cerebro inferior y, en último análisis es la parte sintetizadora del cerebro.

Un hecho acerca del centro alta mayor, por lo general no conocido o aceptado, es que:

  • Realiza una función sensoria además de las otras funciones mencionadas. Los estudiantes del funcionamiento del cerebro saben que la memoria se controla y accede en la base del cerebro.
  • Se hace contacto con muestro samskara y éste es el asiento de nuestro inconsciente inferior.
  • Contiene los registros o diseños del cuerpo, la claves de funcionamiento adecuado y es la mete atávica.
  • Aquí se almacenan las antiguas memorias genéticas de innumerables vidas.
  • Es el almacén para nuestras responsabilidades kármicas pero también de nuestra herencia espiritual.
  • Esta área es literalmente la caja de Pandora. Con el subconsciente   se hace contacto en el cerebro medio.
  • Se le considera como la caja de Pandora porque cuando este centro se activa, entramos en contacto con nuestros instintos más primales, tendencias de vidas pasadas, nuestros fracasos en una adecuada integración en vidas pasadas (y por lo tanto nuestras tendencias presentes y programación básica como resultado de esas causas), y los aspectos más irrazonables de nuestra naturaleza.

 

Artículo extraído de los libros Bailey, Alice A. Esoteric Psychology, Vol. II.

4 comentarios

  1. Excelente, justo me encontraba revisando un gráfico sobre chakras y triángulos, y buscando más información sobre el Alta Mayor me encontré con este muy completo artículo. Felicitaciones y gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿PUEDO AYUDARTE?

Nombre*
Email*
Teléfono*
¿En que podemos ayudarte?*
Abrir chat
¡Buenos días, bienvenido a Escuela Sistémica Evolutiva! 👋 ¿En qué puedo ayudarte? Escríbeme y haz tu consulta.