La importancia del Mudra de la Prioridad

COMPARTE ESTE POST!

Facebook
WhatsApp
Telegram
Email

DSC04539

LA TERAPEÚTICA – DEL CONSCIENTE Al INCONSCIENTE Y LA IMPORTANCIA DEL MUDRA DE PRIORIDAD EN LA KINESIOLOGÍA

Desde Freud se entendió el ser humano como un todo individual con varios estadios de conciencia. Este disponía de un Consciente y de un Inconsciente individual o personal.

Esta diferenciación entre una parte consciente capaz de dirigir su vida de forma conscientemente y otra capaz de dirigir tu vida de forma inconsciente. Es la base de muchas terapias Psico-comportamentales y emocionales hoy en día.

Más tarde se fueron distinguiendo sus capacidades y sus propiedades. Hasta se distinguieron diferentes cantidades de Consciente e Inconsciente. Del primero se dice que la del ser humano solo es un 5 % Consciente y el resto es Inconsciente.

Otros autores estuvieron más o menos de acuerdo a sus teorías pero que muchas son validas 100 años después. Solo hay que pensar en la analogía que tiene un iceberg con la psiquis del ser humano.

Más tarde se le unieron otras teorías como la de Jung del Inconsciente familiar, Groddeck que habla del “Ello-Yo-Súper yo”. Y hasta Hamer que nos habla del Inconsciente Biológico, el mayor descubrimiento de los últimos 30 años. Al que se unió todo el trabajo transpersonal o transgeneracional sobre el Inconsciente del Clan o Familiar.

Es así que cada uno de estos inconscientes forman el dibujo sobre la psiquis humana. Análoga a los anillos concéntricos de los troncos de los árboles.

Cuando sabemos esto sabemos que la persona cuando habla o se expresa no solo habla de sí misma de forma consciente si no que todo su inconsciente se expresa.

El Inconsciente personal en forma de pulsiones, conductas o manifestaciones insatisfechas de la psiquis. El colectivo en forma de arquetipos y decretos. El familiar en forma de fidelidades, vínculos, desordenes amorosos o todo tipo distorsión en el orden de jerarquía familiar. Y el Biológico hace referencia a la función más arcaica de cada órgano, tejido y su función primaria relacionada con la supervivencia.

Volviendo al dibujo del iceberg. Hay varias formas de abordar la terapéutica. Y eso va depender de qué forma queremos o podemos acceder a cada uno de esos inconscientes. Y de qué forma está preparada la persona para hacer frente a la causa de conflictiva que pudo originar la enfermedad, la conducta o el motivo de consulta que el paciente quiere cambiar.

Hoy día sabemos que dependemos de una homeostasis fisiológica para poder vivir y que fuera de estos límites de tolerancia a la salud podríamos morir.

Pero también ya se sabe que estos sistemas no solo son fisiológicos si no que hay una homeostasis Emocional o Psíquica. Que rige totalmente la fisiológica.

Teniendo esto en cuenta, ante una situación dramática sin solución aparente y vivida de forma inesperada. Nos puede crear un desequilibrio Psíquico que dependiendo los sistemas de adaptación nuestro organismo compensara en algo más físico. Este drama o conflicto generada una masa de fuente conflictiva.

Que no será viable mantenerla de forma consciente. Porque supondría un gran desgaste para nosotros. Y se querrá inhibir, proyectando esa intensidad psíquica en un síntoma concreto.

Esta fuente conflictiva que mantiene el síntoma activo quedara almacenada en nuestro inconsciente. Hay muchas terapias y muchas formas de trabajar. Unas solo trabajan sobre la punta del iceberg, otras van más profundas y hasta otras llegan al núcleo de situaciones realmente dolorosas o conflictivas. Muchas veces sin orden, sin saber acompañar el proceso y otras sin saber tener en cuenta los sistemas de protección de la propia persona.

La prioridad en Kinesiología no es el Test. Porque de Test hay muchos y muchas formas de testar. El MFI, el AR de los brazos, El Test de los pies que se usa en Biomagnetismo, los test de comportamiento, test dinámicos, hasta el pulso y la respiración. Por eso creo y ahora reflexiono que la base de que la terapia. Tenga realmente su verdadero fin es el MUDRA DE PRIORIDAD.

Una simple, básica e importantísima razón. Porque respeta en todo momento el Sistema de Protección Psíquico de la persona. O mejor dicho lo que en su día y que constantemente esta manteniendo su homeostasis de forma correcta. O sea nos mantiene vivos. Esta forma respetara nuestros tiempos, formas, sus necesidades o capacidades. Realmente hacemos en todo momento lo que tenemos que hacer, de la forma que tiene que ser y en las palabras o formas adecuadas.

Así es de importante, que más vale una sola palabra en el momento clave. Para conmocionar o volver a re-emocionar a la persona y así poder liberar la causa del conflicto. Que entrar de forma brusca, desordenada, sin conciencia en la historia o síntoma de la persona. Es la prioridad que nos da la impecabilidad de nuestro trabajo. Y eso es algo que cambia en cada momento y terapia que podamos desarrollar.

Jaume Valls

Kinesiólogo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿PUEDO AYUDARTE?

Nombre*
Email*
Teléfono*
¿En que podemos ayudarte?*
Abrir chat
¡Buenos días, bienvenido a Escuela Sistémica Evolutiva! 👋 ¿En qué puedo ayudarte? Escríbeme y haz tu consulta.