¿Qué son las Las Matrices Perinatales Básicas?

COMPARTE ESTE POST!

Facebook
WhatsApp
Telegram
Email

Las Matrices Perinatales Básicas.

Memorias Prenatales

Stanislav Grof describe cuatro estadios en la experiencia perinatal a los que denomina Matrices Perinatales Básicas (MPB), cada una de ellas tiene que ver con un sistema COEX (Sistemas de Experiencias Condensadas), con unas sensaciones físicas, emociones e imágenes simbólicas concretas.

Podríamos decir que cada MPB es:

  • un “patrón vivencial distinto”.
  • caracterizado por su propia constelación de emociones, imágenes, recuerdos, sensaciones, símbolos, etc.
  • referidas, a su vez, a uno de los cuatro momentos del parto biológico natural.

Por supuesto, el campo de acción de las MPB impregna todos los ámbitos de la vida, ya que se hallan irremediablemente entrelazadas con la estructura misma de la conciencia, que puede verse teñida por la influencia de cualquier de las cuatro MPBs o de alguna de sus formas intermedias.

Las MPBs son el equivalente perinatal (más profundo y significativo) de los sistemas COEX.

La relevancia de las MPBs es tal que podemos considerarlas como un segundo criterio de clasificación de la experiencia holotrópica (incosnciente), que adoptará diferentes formas, según esté dominada por cada una de las cuatro caras del tetraedro perinatal.

Aspectos psicológicos, emocionales, físicos y transpersonales que acompañan la experiencia de las distintas matrices perinatales:

MPB I. – “Universo amniótico”:

La MPB I es la matriz que se corresponde con la vida intrauterina previa al parto.

Reviste un carácter fuertemente acuático y oceánico.

Una descripción característica de este universo, amniótico y embrionario:

  • Sería la de un viaje marino acompañado por una intensa sensación de calma y tranquilidad, con un clarísimo componente místico.
  • Está, también, muy relacionado con los arquetipos de la Gran Madre y la Naturaleza.
  • La MPB I también tiene relación con el símbolo del jardín habitualmente en su forma de edén o paraíso.
  • En lenguaje astrológico se corresponde con el planeta Neptuno.

En algunos casos, el recuerdo o, mejor, la experiencia de revivir episodios intrauterinos negativos puede contraponerse a esta imagen de “buen útero” generando un cuadro vivencial opuesto de “vientre malo” relacionado con imágenes de aguas estancadas o contaminadas, sustancias venenosas, vertederos e incluso figuras claramente demoníacas.

Según Grof, estas vivencias serían el reflejo simbólico de los cambios tóxicos producidos en el vientre de la madre embarazada.

En casos en los que hubo peligro de aborto esta matriz puede manifestarse como una fuerte amenaza de muerte o cataclismo.

La primera matriz hace referencia a las experiencias uterinas previas al comienzo del parto, se caracteriza por:

  • Simbiosis de feto y la madre, no hay diferenciación (para el feto).
  • Entorno seguro y protector en el que todas las necesidades están satisfechas.

El feto puede manifestar diversas experiencias y las sensaciones que acompañan a un «buen útero» son:

  • Seguridad.
  • Bienestar.
  • Placidez.
  • Satisfacción.

Todas las experiencias agradables, placenteras de nuestra vida pueden encontrar resonancias con los aspectos positivos de esta matriz:

  • Los periodos felices y despreocupados de la infancia.
  • Las relaciones armoniosas.
  • La apreciación de la belleza en la naturaleza.
  • La inspiración para la música.
  • El arte.
  • La ausencia de fronteras puede evidenciarse como una experiencia de unidad.
  • Una sensación oceánica cuyo simbolismo es de espacios paradisiacos, celestiales, de unión con el cosmos.

Estas condiciones ideales pueden ser perturbadas por:

  • Agentes físicos o químicos agresivos.
  • Ingesta de tóxicos.
  • Movimientos bruscos o golpes.
  • Enfermedades endocrinas o metabólicas de la madre.
  • Estados emocionales tensos, depresivos, ansiosos, etc.

En este caso podemos experimentar:

  • Sensaciones físicas desagradables.
  • De malestar general.
  • Síntomas del tipo de la resaca.
  • De gripe.

En estas condiciones la ausencia de fronteras que caracteriza esta matriz se puede experimentar como:

  • Amenazas ocultas.
  • Peligros subacuáticos.
  • Resonando con esta matriz se pueden tener percepciones del mundo distorsionadas que lo hacen sentir como una amenaza.

“Se vive en un medio líquido, los tejidos se densifican desde la fluidez creando tejidos y constituyendo el cuerpo. El organismo intrauterino no tiene consciencia ni de espacio ni de tiempo. A estos fines podríamos imaginar un universo adimensional y atemporal. Es un estado fusional pleno en el que el tiempo es un ahora constante, perpetuo. El ser un ahora fusional nos indica que no existe una conciencia de límite entre el interior del ser y el exterior. Dentro y fuera es lo mismo. Soy uno con el universo, con el todo.”

Ahora, de acuerdo con esta vivencia vamos a tratar de entender cómo este embrión-feto vive en este ecosistema cuando éste es acogedor y cuando no lo es.

Aspecto positivo

El adulto que vivencia esta matriz positivamente se presentan comúnmente experiencias de “Vientre Bueno”.

  • Vida libre y pulsátil como criatura marina (pez, medusa, calamar, etc.).
  • Vivencia de existir en fusión con la existencia simbolizada arquetípicamente como Madre Tierra o Gaia (experimentando sensaciones al tiempo internas y externas de seguridad, beatitud, belleza y abundancia incondicional).
  • Simbólicamente aparecen imágenes de tipo paradisiaco.
  • Amor universal.
  • Ser uno con la Vida misma más allá de la madre.
  • Compasión.
  • Estado orgásmico.
  • Sensación de pertenencia cósmica.
  • De estar en Casa.
  • Fusión cósmica y estado de consciencia oceánico: atemporal e infinito

Aspecto negativo

“Vientre malo”:

  • Hay un continuo malestar ambiental que crea la sensación de peligro constante.
  • Esfuerzo por resistirse y continuar a pesar de las vivencias de la vida.. No importa que sea químico o emocional, a ojos del organismo intrauterino, es lo mismo.
  • Predomina el sobrevivir defendiéndose o resistiéndosea la entrega incondicional a la vida.
  • Sensación de estar estancado.
  • Sin rumbo sin camino.
  • Vivir sumido en la oscuridad.
  • Relaciones Tóxicas.
  • Emociones Tóxicas.
  • Psicosis, Neurosis.
  • Hipocondríaco.
  • Relación Inversión placer sufrimiento.
  • Sensación de estar a la deriva.
  • Desconexión.
  • Estar a la deriva.
  • Sin rumbo.
  • Falta de amor.
  • Evasión.

Con esto solo hemos visto la interacción y la posible relación del Sistema COEX de una persona relacionada con la primera matriz Perinatal. Una experiencia Condensada a este nivel va a generar una serie de sucesos representativos y posiblemente bloquear una serie de aspecto so vivencias de la propia vida de la persona.

La verdad que no podemos separar nuestras actuales vivencias de las diferentes experiencias condensadas en relación a las matrices prenatales.

Jaume Valls Richarte

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿PUEDO AYUDARTE?

Nombre*
Email*
Teléfono*
¿En que podemos ayudarte?*
Abrir chat
¡Buenos días, bienvenido a Escuela Sistémica Evolutiva! 👋 ¿En qué puedo ayudarte? Escríbeme y haz tu consulta.