Hipotálamo y su importancia en la Salud del Cuerpo

COMPARTE ESTE POST!

Facebook
WhatsApp
Telegram
Email

la-farmacia-del-cerebro

“Si el cerebro es una farmacia, el Hipotálamo es el farmacéutico”

¿Qué es el hipotálamo?

El hipotálamo esta en relación con la mayoría de procesos vitales, hasta los menos significativos. imagínate que llevas horas sin comer y te invade la sensación de hambre. Empieza a apetecerte comer cada uno de los alimentos que puedes ver paseando por la calle. Tienes dificultades para concentrarte en la actividad que estás haciendo y en tu mente sólo hay espacio para pensar qué comerás a continuación. Tu atención esta enfocada principalmente en como ingerir algo más. ¿Te resulta familiar?

El responsable de todo este proceso es el hipotálamo, una pequeña estructura subcortical situada en el centro del cerebro. Con tan sólo el volumen de un guisante, el hipotálamo se encarga de regular diversas funciones esenciales para la vida, como el hambre, para mantener la homeostasis. Si no fuera por esta estructura, no sabríamos cuándo necesitamos comer y, por tanto, terminaríamos muriendo de hambre.

Así pues ….

es una parte muy importante tanto del Sistema Nervioso como del Endocrino. 
Es el paso del Sistema Nervioso al Endocrino y viceversa. Cualquier cosa que ocurre en el Sistema Endocrino va a revertir en el Sistema Nervioso, y al revés lo mismo. Tiene una fuerte influencia sobre la glándula Hipófisis y Pineal.

¿Dónde se encuentra el Hipotálamo?

El hipotálamo se ubica bajo el tálamo (de ahí su nombre). Además, se encuentra delimitado por la lámina terminal, por los tubérculos mamilares, por las cápsulas internas y por el quiasma óptico. Se conecta con la hipófisis a través del tallo hipofisiario. Una posición tan central en el cerebro permite al hipotálamo comunicarse perfectamente bien, recibiendo información (aferencias) de diferentes estructuras del cuerpo, y enviando información (eferencias) a otras.

HipotálamoEl Hipotálamo es muy importante porque es la región responsable del control de la expresión fisiológica de la emoción. Para ejercer este control, regula la actividad del sistema nervioso autónomo a través de su influencia sobre el tronco del encéfalo. Esta comunicación se realiza mediante el haz prosencefálico medial, que une bidireccionalmente el hipotálamo con el tronco así como, en dirección rostral, el hipotálamo con la región septal y zonas de la corteza prefrontal. En la glándula del hipotálamo se reunen un conjunto de sustancias químicas responsables de determinadas emociones que experimenta el ser humano; ejemplos de estas sustancias son los péptidos y aminoácidos, los cuales al unirse forman los neuropéptidos o neurohormonas. Por lo que se considera que en el hipotálamo se forman sustancias químicas que generan la rabia, la tristeza, la sensación amorosa, la satisfacción sexual, entre otros.

Cómo nos mantiene vivos…

Las funciones que desempeña son esenciales para la vida.  La mayoría de estas funciones se regulan mediante una cadena de hormonas que se inhiben o excitan entre sí.

  • Hambre: Cuando nuestro cuerpo detecta que no tenemos reservas de energía suficientes y que, por tanto, necesitamos ingerir alimentos, envía Ghrelina (una hormona) al hipotálamo, indicando que tenemos que comer. De este modo, el hipotálamo libera el Neuropéptido Y, que es la hormona que produce esa sensación de hambre. En el ejemplo del principio, nuestro hipotálamo estaba liberando grandes cantidades de Neuropéptido Y, por lo que nuestra sensación de hambre se había disparado.
  • Saciedad: Por el contrario, cuando hemos comido lo suficiente, nuestro cuerpo debe decir a nuestro cerebro que no necesitamos más alimentos y que tenemos que parar de comer. Conforme vamos comiendo, nuestro cuerpo produce insulina, que incrementa la producción de una hormona llamada “leptina”. La leptina viaja por la sangre hasta el núcleo ventromedial del hipotálamo y, cuando llega a su receptor, inhibe la producción de Neuropéptido Y. Al dejar de producir Neuropéptido Y, dejamos de tener hambre o, dicho de otra forma, sentimos saciedad.
  • Sed: De una manera semejante a la del hambre, cuando el cuerpo necesita más agua, el hipotálamo libera la hormona antidiurética (o vasopresina), que actúan para impedir la pérdida de agua y favorecer la ingesta de líquidos.
  • Temperatura: La temperatura a la que la sangre llega al hipotálamo determinará si necesitamos reducir o aumentar la temperatura corporal. Si la temperatura es demasiado alta, necesitamos perder calor, lo que hará que la porción anterior del hipotálamo (Hipotálamo anterior) inhiba a la posterior, provocando una serie de consecuencias dirigidas a la reducción del calor (como la sudoración). En cambio, si la temperatura es demasiado baja, necesitamos producir calor, lo que hará que la porción posterior del hipotálamo (Hipotálamo posterior) inhiba a la anterior. Así, mediante el eje hipotálamo-hipofisiario, se liberará la hormona estimulante de la tiroides (TSH) y la hormona adrenocorticotropa (ACTH), favoreciendo la conservación del calor.
  • Sueño: La razón por la que nos cuesta dormir con la luz encendida se encuentra en el hipotálamo. El ciclo de sueño-vigilia está regulado por el ciclo circadiano. La estructura que se encarga de la regulación del ciclo circadiano es un conjunto de neuronas del hipotálamo medial llamado núcleo supraquiasmático. El núcleo supraquiasmático recibe información de las células ganglionares de la retina mediante el tracto retinohipotalámico. De este modo, la retina detecta los cambios de luz en el exterior y envía esta información al núcleo supraquiasmático. Este conjunto de neuronas procesan la información, que es enviada a la glándula pineal (o epífisis cerebral). Si la retina detecta que no hay luz, la glándula pineal secreta melatonina, que favorece el sueño. Si la retina detecta que hay luz, la glándula pineal reduce los niveles de melatonina, lo que propicia la vigilia.
  • Apareamiento y agresividad: Estas conductas (tan dispares en los humanos, pero muy relacionadas en el mundo animal) son reguladas por la misma porción del hipotálamo (núcleo ventromedial). Hay neuronas que sólo se excitan durante la conducta de apareamiento, mientras que hay otras que se activan en las conductas agresivas. No obstante, hay un conjunto de neuronas que responden durante ambas conductas. En este caso, la amígdala cerebral es la encargada de enviar información relacionada con la agresividad al área preóptica del hipotálamo para que éste libere las hormonas pertinentes para adecuarse a la situación en la que nos encontramos.
  • Emociones: Cuando experimentamos una emoción, a ésta le acompañan unos cambios fisiológicos. Si caminamos solos por la noche y tenemos que atravesar una calle oscura donde escuchas ruidos extraños, nuestra reacción más probable es sentir miedo. El cuerpo necesita estar preparado para cualquier circunstancia y por eso nuestro hipotálamo manda información a las distintas partes de nuestro cuerpo (aumenta la respiración, el ritmo cardíaco, contrae los vasos sanguíneos, dilata las pupilas y tensa los músculos). De este modo, nos permite detectar cualquier amenaza y correr o defendernos si es preciso. Por tanto, el hipotálamo se encarga de los cambios fisiológicos relacionados con cada emoción.

Es importante porque es la encargada de regular el crecimiento en el cuerpo regula las hormonas necesarias para que sea paulatino y no de golpe que seria peligroso de hay el gigantismo o el enanismo aparte esta al tanto del metabolismo o sea la absorcion de nutrientes en la comida y la velocidad con la que procesa comida el cuerpo

En resumen…

  • Es considerado la autoridad suprema del sistema endocrino.
  • Centro de la homeostasis. El Hipotálamo estabiliza el ambiente interno corporal. Es el principal regulador de toda la homeostasis corporal.
  • Regula los procesos vegetativos, somáticos y hormonales.
  • Y muchos lo consideran como la caja negra del organismo, ya que en él se encuentran todos los procesos del organismo de una forma indirecta o directa.
  • Es el centro de coordinación de todos los procesos vegetativos y endocrinos, segregando todas las hormonas. Regulador de los ritmos, de los excesos y las insuficiencias.
  • Regulador de los impulsos. Hambre, sexo, lo impulsivo desde lo emocional.
  • La distribución hormonal no sólo juega un papel importante en las funciones vegetativas como: suministro de energía, agua, circulación y respiración, sino también en los factores psicológicos y emocionales.
  • Regula muchas funciones del organismo como:

    • ACTH (Adrenocorticotrófica) que estímula la corteza suprarrenal, que aumenta por la mañana. Estímula los andrógenos (Hormonas masculinas), cortisol,. Su segregación aumenta junto con el estrés, la fiebre, la hipoglucemia aguda y las intervenciones quirúrgicas mayores.
    • Menstruación. Si los problemas menstruales no están causados por la Pineal, estarán causados por el Hipotálamo.
    • Sexualidad: homosexualidad, transexualidad.
    • Sueño.
    • Alteraciones de la comida: anorexia, bulimia, y la bebida (sed).
    • Metabolismo del agua y su retención en el cuerpo.
    • Temperatura corporal: hiperhidrosis, sofocaciones.
    • Sistema nervioso simpático: tiene que ver con la agresividad y el cólera.
  • Está situado debajo del Tálamo. Siendo este una parte muy pequeña del encéfalo anterior y sin embargo, es decisivo para la organización de una variedad de procesos autónomos y de la conducta.
  • Compensación. Cuando cambia una función del hipotálamo las otras funciones cambian para compensar. Así cuando alguien que bebe bastante alcohol deja de beber, empieza a comer más. Las personas que dejan de fumar, pueden empezar a comer más, a beber más y a tener con más frecuencia relaciones sexuales.
  • El Test del Hipotálamo nos muestra la relación con el estrés. Y podemos ver que las personas que padecen estos síntomas son las que posiblemente tienen un problema de Hipotálamo.
    • Las personas con irritabilidad extrema.
    • Personas que son muy variables en su forma de ser.
    • Que tienen sofocaciones o problemas intermitentes.
    • Que padecen astenia crónica.
    • Que se cansan al hablar.
    • Que tienen problemas hormonales, y el tratamiento no les dura casi nada, en estas personas hay que sospechar que tienen algún problema de Hipotálamo.

El Hipotálamo detecta agresiones muy débiles, muy sutiles, tanto como el aliento, un leve roce o un ligero soplido.

Esta técnica la descubrió el Dr. Michael D. Allen, en un paciente difícil, con un problema de pie frío. Desesperado sin saber que hacer, sopló al pie y todos los músculos del cuerpo se debilitaron. Este estímulo actúa directamente sobre las terminaciones nerviosas que van al cerebro a través del tracto talámico lateral espinal y el 77% de estas fibras van a la Formación Reticular en donde está localizado el Hipotálamo.

Cuando la persona no es estable, podemos sospechar probablemente de una disfunción del hipotálamo, sobre todo en casos de HIPERSENSIBILIDAD. Cuando cualquier cosa te molesta: ruidos, gente, caricias, ropa, etc., hay que testar el hipotálamo.

Nuestro cerebro es capaz de manufacturar todo tipo de neurotransmisores. “Si el cerebro es una farmacia, el Hipotálamo es el farmacéutico”.
La corrección puede ser estructural porque el estrés a nivel craneal crea presión intracraneal y esta puede ser causante de disfunciones en el hipotálamo, y hay que liberarlo estructuralmente desde el cráneo.

También puede ocurrir que requiera Nutrición, Homeopatía (Hipotálamo a la 7-CH, tomar 1 ampolla al día). También intentar con vit. C.

Si da Emocional, buscar corrección emocional.


Si Electromagnético, lo primero Acupuntura.

Test:

El terapeuta toca suavemente la piel del paciente o sopla en cualquier parte del cuerpo del paciente, si esto da AR, es que hay un problema en el Hipotálamo.

  • NV de Estómago -eminencias frontales + Mudra Cerebro.
  • Leve roce en la piel.
  • Inspirar por la boca.

A causa de ello se ha visto que un masaje suave tiene efectos sobre el hipotálamo y a la vez sobre el sistema hormonal, mientras que un masaje profundo tiene efectos sobre el sistema osteoarticular.

A las personas que les ocurre esto hablan poco porque les agota hablar.

Se agotan hablando porque hay un bloqueo craneo-sacral, que hace que toda la zona del esfenoides se bloquee e induzca un estrés sobre el Hipotálamo.

Estas personas se cansan mucho cuando hablan porque respiran por la boca. Si respiraran por la nariz no les pasaría esto. El Hipotálamo se fortalece respirando por la nariz.

Por Jaume Valls Richarte

 

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿PUEDO AYUDARTE?

Nombre*
Email*
Teléfono*
¿En que podemos ayudarte?*
Abrir chat
¡Buenos días, bienvenido a Escuela Sistémica Evolutiva! 👋 ¿En qué puedo ayudarte? Escríbeme y haz tu consulta.