Método de Relajación Parte II

COMPARTE ESTE POST!

Facebook
WhatsApp
Telegram
Email

A woman with shadow of hands showing gender issues

EJERCICIOS DE PREPARACIÓN

Los ejercicios de preparación (calentamiento), que veremos son:

  • Manos magnéticas.
  • Manos ligeras o manos pesadas.
  • Ojos pegados.

Con estos ejercicios de calentamiento, su estado de relajación habrá aumentado, sus ondas cerebrales estarán en un estado ALFA. También comprobara que es algo seguro, agradable e incluso lo verá sencillo.

Ejercicio, de William W. Hewitt par ala relajación:
Ejercicio:

Le pido que cierre sus ojos para realizar un ejercicio de entrenamiento o calentamiento.
<Quiero que concentres tu atención en la punta de tu nariz. ¿Lo has hecho? Espero la respuesta afirmativa, y continúo.

Bien, mantén tu atención en la punta de la nariz y escucha el sonido de mi voz. En algunas de las técnicas de RELAJACIÓN, que haremos juntos, te pediré que fijes tu atención en la punta de tu nariz, con el fin de intensificar tu concentración y conseguir que te relajes más profundamente.

Si en algún momento, durante el proceso, adviertes que tu mente divaga, todo lo que debe hacer es volver a centrarte en la punta de la nariz, tal y como lo está haciendo en este momento. Entonces tu mente dejará de vacilar y volverá a concentrarse en mi voz.

 

Ejercicio 2:

Este otro ejercicio solo lo utilizo cuando el consultante viene muy acelerado y tensionado. Con solo ver su movimiento, la forma que saluda, que se sienta, te darás cuenta de que su estado no es para nada normal.

Trato de hablar unos minutos del tiempo, de algún hecho agradable de la vida, de cualquier tema que no esté relacionado con él directamente.

Ya explicado su motivo de visita como el proceso que hare-mos, realizo este ejercicio:

<Quiero que te sientes cómodamente, si estás bien ahí? …ok.

Ahora, cuando yo te diga (Esto ya le adelanta que yo manejaré la sesión)
Quiero que pongas toda tu atención en los dedos del pie y que los relajes completamente.

Tomate tu tiempo.

Sentirás que los dedos de tus pies están más y más pesados y relajados.

Ahora deja que esa agradable sensación fluya por todo el pie, tobillo, pantorrillas, rodillas.

¡Lo estás haciendo muy bien!

Siente como esa relajación continua por tus muslos, cadera, por la cintura, subiendo por el pecho y espalda. Haciendo que la respiración este mas regulada, tranquila y relajada.

A continuación permite que esa relajación cubra tus hombros, antebrazos y brazos, sintiéndolos más y más pesados. Sientes esa relajación en cada unos de los dedos de la mano, sientes esa sensación.

Deja fluir esa relajación por el cuello, permitiendo que tu cabeza se caiga ligeramente hacia delante (ayudamos un poquito para inclinar hacia delante su cabeza)
Siente la relajación en cada musculo de tu cara, los parpados pesan e intentas abrirlos pero más se cierran!

Es porque estás relajando, ¡estupendamente bien!

Lo hago permanecer en este estado unos minutos Disfruta esta relajación, lo estás haciendo muy bien.

Ahora cuando te diga, comenzaré a contar hasta tres y abriás los ojos.

1 – Mueve lentamente los dedos de los pies, los pies, las rodillas.

2 – Siente toda esa energía en tu cadera, cintura y permítete hacer una respiración lenta pero profunda y sentirá toda esa energía en tu pecho, hombros y brazo.

Y ahora lentamente moverás tu cabeza y Abrirás tus ojos lentamente. Tomate tu tiempo.

Documento aportado por una alumna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿PUEDO AYUDARTE?

Nombre*
Email*
Teléfono*
¿En que podemos ayudarte?*
Abrir chat
¡Buenos días, bienvenido a Escuela Sistémica Evolutiva! 👋 ¿En qué puedo ayudarte? Escríbeme y haz tu consulta.