MPB II. – “Opresión cósmica, primera separación”

COMPARTE ESTE POST!

Facebook
WhatsApp
Telegram
Email

MPB II. – Opresión cósmica, primera separación”

KInesiologia Matrices

La segunda matriz refiere las experiencias vividas que van del comienzo de las contracciones uterinas a la apertura del cervix. La placidez de la etapa anterior se ve convulsionada por las contracciones del útero, el mundo del feto se hace cada vez más opresivo. En cada contracción se ve reducida el intercambio de sangre con la madre. La situación se vuelve apremiante, el útero presiona y el cuello del útero está todavía cerrado.

La MPB II es mucho más turbulenta que la anterior ya que tiene su referencia en la primera fase del parto biológico, esto es, en el inicio de las contracciones y en la consecuente oposición entre el cuerpo del bebe y el cuerpo de la madre en una gigantesca, lenta y dolorosa batalla a vida o muerte. Grof describe la fenomenología propia de esta matriz como una vivencia de “sumidero cósmico” o de “infierno sin salida”. Suele estar asociada a toda clase de imágenes malignas: insectos, demonios, aves de presa, animales rabiosos, torturas insoportables, etc. Son experiencias de un sufrimiento particularmente asfixiante y sin un escape ya que el cuello del útero aún no está abierto. Son típicas, además, las imágenes de guerras o aplastamiento, mundos artificiales y angustiosos, “realidades de cartón”, y todas las formas de dolor y muerte sin sentido.

Las escenas mitológicas propias de la MPB II muy a menudo tienen relación con la sensación de ser tragado o engullido. La sensación de fondo suele ser característicamente de ansiedad y desconfianza llegando, en muchos casos, a la auténtica paranoia.

El arquetipo astrológico que reúne las mismas cualidades que la MPB II es el de Saturno. Estas correspondencias astrológicas son de Richard Tarnas, reputado astrólogo y colaborador de Stanislav Grof.

El tiempo que dura esa sensación de «callejón sin salida» depende mucho de un nacimiento a otro, puede variar de minutos a horas. Este, de por sí difícil momento se puede ver agraviado por situaciones tales como una pelvis estrecha, un bebe grande, contracciones uterinas débiles, o incluso verse retrasado por el miedo o la angustia vivida por la madre.

La conexión con experiencias vinculadas a esta matriz pueden ir acompañadas de:

  • Gran ansiedad.
  • Inminente peligro de muerte.
  • Sufrimiento físico y emocional.
  • Sensación de atrapamiento.
  • Sensación de locura.

En un orden más transpersonal esta experiencia nos puede conectar con el gran sufrimiento de la humanidad, identificarnos con las personas que han sufrido torturas, con los campos de concentración, manicomios, etc.

Las experiencias asociadas a esta matriz revelan la profunda relación existente entre el dolor que acompaña el nacimiento y la muerte.

Eventos difíciles de nuestra vida nos pueden hacer conectar con esta etapa perinatal, situaciones de:

  • «entre la espada y la pared».
  • Estar en un «callejón sin salida».
  • Sentir que las cosas te aprisionan y no encuentras salida.
  • Los sentimientos de impotencia.
  • También los sentimientos de rechazo.
  • El sentirse abandonad.
  • La vivencia de sucesos que tienen que ver con el victimismo.
  • Con tener la impresión de que «el mundo está contra mí» resuenan con esta matriz.
  • Cuando esta etapa ha sido intensa y queda muy fijada puede haber un fuerte influjo inconsciente que nos haga sentir con falta de motivación.
  • Falta de ilusión y disfrute por las cosas.
  • La falta de sentido de la vida.
  • Profunda depresión.

* Si el útero es pulsátil y conectado, al iniciarse el parto, las ondulaciones devienen más intensas progresivamente impulsando hacia abajo, mientras la sangre, a través del cordón umbilical aporta oleadas cíclicas de oxitocina, produciendo unas sensaciones de placer dentro y fuera. è La energía del sistema se intensifica creando un estado emocional intenso y expectante.

* En un útero espástico o común las contracciones vividas como apretones duros y fuertes presionan periódicamente al feto hacia abajo, y el cuello del útero permanece cerrado. è El temor de la madre en suspensión química en la sangre llega al feto junto a corrientes de oxitocina, y aún más si se las suministran a la madre artificialmente, excitando y alarmando emocionalmente al feto; este se asusta. è Con cada contracción el feto es comprimido rígidamente por lo que se siente amenazado y siente que le falta oxígeno.

Aspecto positivo y memorias positivas

Cuando el adulto vivencia estas experiencias suele presentar estas vivencias o sensaciones de:

  • Pulsar o palpitar como un corazón intenso en el interior de otro corazón.
  • Acontece un remolino de placer intenso al que se entrega con confianza y placer.
  • Se da una vivencia interna de gran energía envolvente y que se sintoniza con la propia permitiendo dejarse ir confiadamente y entusiastamente como acudir a un parque de atracciones excitantes.
  • La sensación de discurrir por una gran montaña rusa a cuya fuerza nos entregamos en un descenso cíclico.
  • Auto confianza y auto determinación.
  • Soledad vivida como espacio de reconexión con una misma.
  • Auto contención.
  • Resistencia

Aspecto negativo:

Aspecto negativo y memorias negativas

Cuando revivimos esta experiencia como adultos aparecen vivencias de:

  • El mundo entero en un remolino nos traga y tenemos la necesidad de resistirnos aterrados.
  • Vivimos sin posibilidad de escape en una monstruosa pesadilla claustrofóbica con dolor agónico físico y emocional junto a un estado de desesperación.
  • Estas vivencias pueden evocar identificaciones con prisioneros en calabozos o mazmorras terroríficas, sentirnos en condiciones de ser torturados por enemigos implacables en un campo de concentración, o en mazmorras de la inquisición, o dantescos tratos inhumanos en manicomios de pesadilla; también podemos representarlo como animales fatalmente capturados en trampas. Objetos de castigos y sufrimientos de tipo arquetípico como el de Prometeo, o el de Cristo en la cruz.
  • Opresión.
  • Callejón sin salida.
  • Fin de la esperanza
  • Nada tiene sentido.
  • Separación.
  • Problemas insuperables.
  • «mundo de cartón».
  • Desconexión.
  • Soledad opresiva.
  • Falta de amor.
  • Falta de apoyo.
  • Desesperación.
  • Falta de espacio vital
  • Control sufrimiento ilimitado

 Jaume Valls Richarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿PUEDO AYUDARTE?

Nombre*
Email*
Teléfono*
¿En que podemos ayudarte?*
Abrir chat
¡Buenos días, bienvenido a Escuela Sistémica Evolutiva! 👋 ¿En qué puedo ayudarte? Escríbeme y haz tu consulta.