Nuestros Miedos y Capacidades desde la Numerología Práctica Evolutiva

COMPARTE ESTE POST!

Facebook
WhatsApp
Telegram
Email

Numerologia para la personalidadDesde la Numerología Práctica Evolutiva  hacemos hincapié en aquello en aquello que te limita y también en aquello que puedes desarrollar o ya tienes. Siendo esta una gran herramienta en el abordaje terapéutico en consulta como en nuestras vidas.

Aunque en Numerología nunca definimos a la persona por un solo número, si no por el conjunto de todos ellos. Vamos a hacer una pequeña excepción teniendo en cuenta que muchos de nosotros realmente podemos estar expresando en nuestras vidas gran parte de nuestro camino de vida. Tanto en negativo como en positivo.

Para poder averiguar tu camino de vida tienes varios métodos pero vamos al más sencillo.

Solo necesitamos tu fecha de nacimiento:

Por ejemplo:  9 – 12 – 1982

Esto lo vamos a reducir a base 9 (ósea cualquier número superior a 9 será reducido)

9 + 3 + 2 = 14 = 5

Por lo tanto mi camino de vida es un 5. Entonces tendré que tener en cuenta los aspectos positivos y negativos (Miedos y Capacidades) de mi camino de vida.

Para ayudar a recordar mejor qué tipo de energía tiene cada número, aquí tenéis un resumen de las principales características de cada uno de ellos, separados por características negativas y positivas.

Número 1 – Negatividad y miedos –      

  • De afirmar mi puesto en el aspecto considerado.
  • De asumir mi «Yo» o mi identidad.
  • De verme tal como soy.
  • De no ser reconocido en el área correspondiente.
  • De ser «pionero» y lanzarme a nuevos desafíos.
  • De no ser capaz de asumir mi autonomía e independencia.
  • De liberarme del modelo de mi padre

Número 1 – Positividad y capacidades –         

  • Puedo plantarme sólido como un roble.
  • Puedo aceptarme totalmente en la plenitud de mi Ser.
  • Soy capaz de verme como soy en realidad (con mi potencial).
  • Puedo ser reconocido en todo mi alcance.
  • Puedo guiar a los demás por caminos innovadores.
  • Me hago cargo de mi propia singularidad.
  • Soy capaz de afirmarme liberándome de la imagen de mi padre.

Número 2- Negatividad y miedos –

  • De amarme a mí mismo o aceptarme como soy.
  • De no ser amado o de ser abandonado (no soy digno de ser amado).
  • De entregarme confiadamente a una relación duradera.
  • De no poder escuchar y manejar mis propias emociones.
  • De vivir sin el apoyo del otro por falta de confianza propia.
  • De tener que elegir y de tomar mis propias iniciativas.
  • De aceptar y vivir mi propia feminidad.
  • De expresarme por miedo a ser rechazado, a no ser amado por el otro.
  • De enfrentar conflictos con el otro o los otros.
  • De cortar el «cordón umbilical» (2 en la casa 2 o un sol en la casa 2).
  • De vivir mi potencial de maternidad (para una mujer, la maternidad física; para un hombre, la necesidad de proteger a sus hijos).
  • De pedir, recibir y ser canal.

Número 2 – Positividad y capacidades –

  • Me amo y me recibo, dando gracias por lo que soy
  • Puedo ser amado sin que me abandonen.
  • Puedo entregarme al otro con confianza.
  • Confío en mis emociones y mi sensibilidad.
  • Soy capaz de confiar en mí sin depender del otro.
  • Puedo elegir sin dificultad, sin dejarme manipular.
  • Disfruto mi potencial femenino (intuición, sabiduría, escucha, disponibilidad).
  • Puedo expresarme libremente sin miedo de ser juzgado o rechazado.
  • Enfrento conflictos con serenidad.
  • Dejo a mi madre vivir su identidad y su destino y recupero mi libertad.
  • Vivo bien mi maternidad o mi paternidad en equilibrio y con felicidad.
  • Recibo y entrego. Soy un instrumento al servicio de los demás.

Número 3- Negatividad y miedos –

  • De no ser amado por mis padres, mi familia o amigos.
  • De ser mal visto o de no ser reconocido por los demás.
  • De expresarme a través de la creatividad artística o verbal, por timidez, inseguridad o miedo de ser juzgado por los demás.
  • De ser espontáneo, de saber vivir con alegría, de disfrutar el presente.
  • De enfrentarme a mi propia imagen y aceptarme tal como soy.
  • De dejar que «mi niño interior» se exprese.
  • De vivir mi vida con humor y de tomar distancia con respecto a mí mismo.
  • De afrontar la realidad de mi vida y de las cosas.
  • De comunicar, de expresarme por miedo al juicio o al rechazo.
  • De abrirme a la vida.

Número 3 – Positividad y capacidades – 

  • Tengo el amor de mis padres, mi familia y mis amigos.
  • Soy reconocido por lo que soy, sin necesidad de fingir (el 3 puede actuar toda su vida).
  • Puedo expresar mi creatividad con total confianza y seguridad, disfrutando con alegría.
  • Sé disfrutar del «aquí y el ahora» con espontaneidad y alegría.
  • Me acepto tal como soy sin depender de la mirada de los demás.
  • Dejo fluir mi «niño interior» y le permito expresarse a través del juego.
  • Aprendo a vivir con humor y desapego.
  • Acepto la realidad de mi vida. Me niego a ser superficial, rehuyo la facilidad y me cuestiono sobre mi modo de ser y actuar.
  • Expreso libremente lo que siento con discernimiento.
  • Me abro a la felicidad y a la plenitud de la vida.

Número 4- Negatividad y miedos –

  • De no lograr mi seguridad material o de pasar penurias.
  • De perder el trabajo, mi status, mis raíces.
  • De no encontrar mi lugar en la historia familiar.
  • De aceptar mi cuerpo y vivirlo bien.
  • De apartarme del sentido del deber, de la responsabilidad y de las reglas impuestas (o de infringir las leyes).
  • De abrir «mis muros interiores» y de romper mis protecciones.
  • De vivir la abundancia y la riqueza, Hesed y Júpiter.
  • De soltar mis seguridades, mis criterios.
  • De no cumplir con las normas familiares, profesionales y sociales (tradiciones, patrimonio).
  • De no hacer lo suficiente de manera perfecta.
  • De no poder utilizar mis dones de organización y administración.
  • De la enfermedad y de sufrir la debilidad física.

Número 4 – Positividad y capacidades –

  • Gano lo suficiente para cubrir bien mis necesidades (discernimiento sobre el dinero).
  • Vivo en la abundancia gracias a mi trabajo. Tengo los pies anclados en el suelo.
  • Descubro y vivo mi lugar en los linajes familiares.
  • Tomo consciencia de mi cuerpo y lo cuido.
  • Cumplo con mis obligaciones de un modo íntegro, leal y con facilidad.
  • Bajo mi «puente levadizo» para abrirme al sol de la vida.
  • Vivo en la abundancia, haciendo circular las energías para el beneficio de los demás.
  • Me suelto y me libero.
  • Acepto los códigos y la tradición sin conflicto, con flexibilidad y discernimiento.
  • Lo que hago es suficiente y manejo mi trabajo con sabiduría, discernimiento y fluidez.
  • Pongo en práctica mis capacidades de manejo y de organización.
  • Estoy sano y disfruto de un cuerpo vital.

 

 

Número 5 – Negatividad y miedos –

 

  • De experimentar mi libertad y mi independencia (energía del 1 pero más abierta).
  • De aceptar las aventuras, los desafíos y los cambios constantes.
  • De lanzarme en búsquedas inusuales y no convencionales a nivel mental y espiritual.
  • De no poder controlar «mi caballo desbocado».
  • De podar las ramas inútiles.
  • De pagar el precio de mis errores.
  • De vivir con gusto el placer o la sexualidad, de expresar mi energía vital (sobre todo un 5 en 5).
  • De aceptar el ritmo de los demás.
  • De estallar con violencia y agresividad.
  • De parar para centrarme.
  • De experimentar y vivir mi energía masculina.
  • De los límites y de los sistemas. 

Número 5 – Positividad y capacidades –

  • Vivo mi libertad y mi autonomía sin culpa.
  • Doy la bienvenida a los desafíos, la aventura y al riesgo.
  • Recorro los senderos nuevos con curiosidad y audacia.
  • Soy capaz de llevar mi caballo «a rienda corta» y de frenar cuando es necesario.
  • El corte y la poda me hacen crecer.
  • Soy honesto conmigo mismo y asumo mis errores.
  • Disfruto de mi cuerpo, sin incurrir en excesos. Libero mi energía en la danza, el deporte y el arte marcial.
  • Acepto el ritmo de los demás con paciencia y tolerancia.
  • Canalizo mi energía descubriendo mi libertad interior.
  • Me detengo y me centro para evitar la dispersión y el agotamiento.
  • Asumo y vivo mi energía yang.
  • Me abro a la libertad con discernimiento.

Número 6 – Negatividad y miedos –

  • De amarme a mí mismo, de aceptarme con ternura y tolerancia.
  • De no ser digno de ser amado o de no poder amar.
  • De ser abandonado por mis seres queridos.
  • De dejar aflorar la ternura a través de mi cuerpo.
  • De experimentar el placer sensual a través de mis sentidos.
  • De permitir la armonía y el bienestar en mi vida.
  • De no vivir relaciones familiares u otras con armonía y serenidad.
  • De expresar mi potencial de creatividad sobre todo al nivel sensorial y visual (colores).
  • De no poder manifestar mi potencial de maternidad o paternidad.
  • De experimentar y vivir mi lado femenino.
  • De pedir para mí y de recibir de los demás.
  • De sanarme y de escuchar mi cuerpo. 

Número 6 – Positividad y capacidades –

  • Me acepto y me amo de modo incondicional, sin juicio. Me acepto con compasión.
  • Merezco ser amado y puedo amar plenamente, sin reserva.
  • Mis seres queridos nunca me van a abandonar.
  • Vivo mi afectividad de forma cálida y radiante.
  • Celebro el disfrute de mis sentidos.
  • Estoy a gusto cuando mi vida transcurre en el bienestar, en armonía con mí mismo y los demás.
  • Soy capaz de establecer y mantener la armonía en la familia y con los otros.
  • Dejo mi potencial creativo expresarse libremente; sé que me hará feliz.
  • Canalizo mi instinto protector, sin agobiar al otro.
  • Asumo mi feminidad con armonía.
  • Merezco pedir y recibir sencillamente para sentirme mejor.
  • Respeto mi cuerpo y escucho sus necesidades en todos los niveles.

Número 7 – Negatividad y miedos –

  • De no saber lo suficiente o de utilizar mi sabiduría.
  • De lanzarme en mi crecimiento intelectual o espiritual y de elegir mi camino.
  • De no estar a la altura de mi propio ideal de vida.
  • De apartarme de las leyes morales y culturales por desviarme de los prejuicios heredados.
  • De perder mi bagaje espiritual e intelectual (vacíos en la memoria).
  • De expresar mi necesidad de soledad.
  • De perder mi independencia, abriéndome a los demás.
  • De experimentar emociones y de vivirlas en mi corazón y mi cuerpo.
  • De perder el equilibrio psíquico.
  • De la imperfección y de la debilidad.

Número 7 – Positividad y capacidades –

  • Sé lo suficiente y pongo en práctica mis conocimientos.
  • Me pongo en marcha hacia la paz interior y la serenidad, asumiendo mis elecciones espirituales o intelectuales.
  • Soy capaz de alcanzar mi ideal ético, estético o espiritual.
  • Puedo aceptar las leyes morales, espirituales y culturales con flexibilidad.
  • Valoro mis referencias mentales y espirituales.
  • Acepto mi necesidad de soledad para alcanzar mi equilibrio.
  • Me abro a los otros sin depender de ellos.
  • Expreso y vivo mis emociones a través de mi cuerpo sin perder mi equilibrio.
  • Confío en mi estabilidad mental.
  • Me acepto tal como soy, con humildad y tolerancia.

Número 8 – Negatividad y miedos –

  • De identificar y admitir mis talentos.
  • De hacer fluir mis talentos y concretarlos de manera productiva.
  • De ser ambicioso para mí mismo.
  • De embarcarme con intrepidez y ambición en proyectos innovadores.
  • De no alcanzar mi potencial económico y mi status social.
  • De no administrar el dinero con discernimiento y disponibilidad.
  • De llevar a cabo mi poder de alquimia.
  • De perder mis posesiones y mi patrimonio.
  • De la inseguridad material.
  • De tomar posición frente a la injusticia.

Número 8 – Positividad y capacidades –

  • Descubro mis talentos y los bendigo como regalos.
  • Soy capaz de hacer fructificar mis talentos con abundancia.
  • Me acepto sin límites en todas mis dimensiones, pero con discernimiento.
  • Emprendo con coraje y energía proyectos ambiciosos.
  • Me afirmo en mi poder material, brindando seguridad a los demás.
  • Hago circular el dinero como una energía sana y beneficiosa.
  • Transformo la Tierra con éxito y abundancia.
  • Manejo mi patrimonio y mis posesiones con serenidad y confianza.
  • Manejo mis recursos con equilibrio y perspicacia.
  • Me posiciono frente a la justicia con discernimiento y diplomacia.

Número 9 – Negatividad y miedos –

  • De enfrentar mi vida cotidiana con sus demandas y rutinas.
  • De abrirme a la compasión y a la escucha de los demás.
  • De ampliar mis horizontes en pos de una mayor apertura de consciencia.
  • De dedicarme al servicio o un ideal humanitario.
  • De entrar en contacto con mi vida interior y mi sabiduría innata.
  • De no corresponder a mi propio ideal, abandonando la lucha (por pereza).
  • De conectarme con la energía divina o cósmica, de modo espontáneo.
  • De expresar mi poder imaginativo y mi capacidad de captar los símbolos.
  • De ser una luz para los demás en mi misión mística.

Número 9 – Positividad y capacidades –

  • Encaro lo cotidiano con realismo y sentido práctico.
  • Abro mi corazón y amo sin límites.
  • Abro mi consciencia a visiones de alcance más amplio.
  • Colaboro generosamente al bien de la Humanidad.
  • Me conecto con mi Ser interior y mi conocimiento universal.
  • Permanezco en la lucha, a pesar de los obstáculos.
  • Me vinculo con la energía cósmica o divina y la recibo como un regalo.
  • Acepto mis sueños y expreso mi creatividad y mi fantasía.
  • Vivo mi relación con la energía divina como un instrumento de paz y de inspiración para los demás.

Jaume Valls Richarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿PUEDO AYUDARTE?

Nombre*
Email*
Teléfono*
¿En que podemos ayudarte?*
Abrir chat
¡Buenos días, bienvenido a Escuela Sistémica Evolutiva! 👋 ¿En qué puedo ayudarte? Escríbeme y haz tu consulta.